El sur mira a la Convención con optimismo

 El sur mira a la Convención con optimismo

Manuel Arís Alonso, director de Opinión Pública de Espacio Público.

 

La segunda entrega del estudio de Espacio Público e Ipsos Chile sobre el proceso constituyente, ¿Cómo vemos el proceso constituyente?: Miradas a un momento histórico, permite observar, en relación con la aplicación en febrero, un aumento en el interés declarado de la ciudadanía hacia el proceso constituyente, como también una mayor declaración sobre sentirse muy informado respecto del mismo.

 

Entre sus resultados generales también es relevante una adhesión transversal y masiva hacia una actitud de las y los convencionales que favorezca el diálogo y el logro de consensos, cuestión que es particularmente alta entre los habitantes de la zona sur, comprendida desde la región de La Araucanía al sur, donde alcanza un 90% esta preferencia, mientras a nivel nacional la opción por una actitud que favorezca los consensos alcanza un 80%.

 

En el mismo sentido, el 48% de las personas que viven en la zona sur considera que la Convención Constitucional tardará más de un año en redactar la propuesta de nueva constitución, cifra que presenta una diferencia estadísticamente significativa menor al del resto de las zonas del país. Es decir, las personas de la zona sur, proporcionalmente, son más optimistas que en el resto de Chile en relación con el cumplimiento del plazo legal que la Convención tiene para cumplir con su cometido.

 

Otro resultado interesante es el 73% de personas que viven en estas regiones y que considera que la composición de la Convención Constitucional representa de buena manera la diversidad de la sociedad chilena. A nivel nacional esta cifra es de un 59%, mientras la percepción de representatividad de la convención por parte de los habitantes de la zona sur obtiene una diferencia estadísticamente significativa superior con el resto de las zonas del país.

 

¿Esta percepción estará influida por la presencia de escaños reservados para pueblos originarios? ¿Será un aliciente para considerar que la Convención Constitucional representa la diversidad de la sociedad chilena el valor simbólico que implica la presidencia de Elisa Loncon? Una respuesta afirmativa a estas preguntas parece ser una buena hipótesis para explicar los resultados, por lo que sus implicancias políticas, culturales y sociales podrían estar teniendo efectos positivos en el sentimiento de integración de sectores de la población que, históricamente, han sentido exclusión de los procesos políticos en Chile.

 

Se ha instalado en ciertos discursos de líderes de opinión algunas dudas acerca de la eficiencia con que ha actuado la Convención Constitucional hasta el momento. Estas dudas parecen ser, a la luz de los datos de este estudio, parte de una mirada desde el centro de poder de la sociedad chilena, que ha centrado su evaluación en la función de la Convención, es decir, en la producción de un texto constitucional, pero no en la importancia de símbolos de representación e inclusión que están rompiendo con las lógicas representativas a las que estábamos acostumbrados a ver. Ciertamente, el logro del objetivo central de la Convención -redactar una propuesta de constitución para el país- es una cuestión fundamental, pero la forma en que esta labor se realiza, los símbolos asociados a su funcionamiento, la calidad y diversidad de la representación de la entidad, también son aspectos que tienen impactos positivos en la calidad de la democracia, y muy valorados por buena parte de nuestra comunidad política, especialmente en el sur.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.