Conoce Yoni, la revolucionaria marca sin químicos para periodos menstruales

 Conoce Yoni, la revolucionaria marca sin químicos para periodos menstruales

Rayón, plásticos y otros materiales sintéticos no informados son solo algunas de las sustancias que se encuentran en la mayoría de los tampones, toallas higiénicas y protectores diarios. Motivados por la falta de alternativas ecológicas, emprendedores chilenos decidieron traer Yoni a Chile. 

Se trata de una marca holandesa de toallas higiénicas, tampones y protectores hechos de algodón 100% orgánico, lo que los hace suaves y transpirables, y la vez biodegradables, lo que significa que se descomponen contribuyendo a la descontaminación del planeta. 

Yoni nace a partir de una necesidad de salud de una de sus fundadoras. En 2011 a Mariah Mansvelt Beck se le diagnosticó cáncer cervical. Su médico le recomendó que utilizase tampones o toallas de algodón orgánico para evitar la irritación vaginal, pero no le fue fácil encontrarlos y tuvo que crearlos. 

“La apuesta de traer la marca surge con la intención de educar a las mujeres chilenas respecto a los potenciales riesgos del uso de toallas higiénicas y tampones no orgánicos, ofreciéndoles una alternativa libre de materiales sintéticos, para una protección natural y por lo tanto saludable”, señala al respecto Matías Arredondo, CEO de Yoni en Chile. 

Al igual que en nuestro país, a nivel mundial los artículos orgánicos de higiene femenina solo se vendían en unas pocas tiendas ecológicas, sin alcanzar a ser una opción accesible para las mujeres. Cuando Mariah creó Yoni marcó una innovación en la industria del cuidado de la mujer, ofreciendo bienestar y seguridad para la salud femenina, beneficios que desde hace unos meses se pueden encontrar en Chile con Yoni.

 “Queremos que todas las mujeres sepan que tienen opciones y sobre todo que decidan informadas”, señala Arredondo, destacando que, a diferencia de otros productos para periodos menstruales, que no indican sus ingredientes en el envase, Yoni ha diseñado un packaging donde se enumeran sus componentes -todos ellos biodegradables- impulsando la iniciativa de informar a las mujeres sobre lo que entra en contacto con sus vaginas todos los meses. 

Karla Gutierrez

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.