Día de la Tierra: Es momento de reflexionar antes de celebrar

 Día de la Tierra: Es momento de reflexionar antes de celebrar

Rodrigo Azolas Pérez

Director

Asociación de Empresas Consultoras de Ingeniería de Chile Ag (AIC).

Comité de Medio Ambiente, Energía y Sustentabilidad AIC

 

El senador estadounidense Gaylord Nelson (años 70´s), promovió manifestaciones con el objetivo de solicitar la creación de una agencia ambiental, precisamente fue un 22 de abril, se congregaron millones de estudiantes en pos de esta causa, eligiéndose esta fecha como un hito para la celebración del Día de la Tierra.

Desde esta fecha se empezaron a realizar diversas cumbres a nivel internacional, con el propósito de sensibilizar a los líderes mundiales sobre la relevancia de la problemática ambiental. Después de casi medio siglo, ¿qué se ha logrado?

En primera instancia, se destaca la importancia de los tratados internacionales que se han firmado durante los últimos años, donde una gran mayoría de países se han comprometido a realizar acciones concretas y en plazos específicos en materia medio ambiental, promoviendo a su vez, el interés ciudadano por esta causa.

Segundo lugar, destacar la adopción de los líderes mundiales de 195 países de los Objetivos de Desarrollo Sostenible (ODS), también conocidos como Objetivos Globales, bajo el marco de las Naciones Unidas en 2015, en Paris. Este importante acuerdo es un llamamiento universal para poner fin a la pobreza, proteger el planeta y garantizar que para el 2030 todas las personas disfruten de paz y prosperidad (PNUD). Asimismo, se contemplaba la reducción del 45% de las emisiones de gases de efecto invernadero para el 2030 con respecto a los niveles del 2010, llegando a un neto cero para el año 2050, lo que permitiría limitar el aumento de la temperatura a sólo 1.5 °C.

Respecto a nuestro país, como no reconocer el avance en el uso de recursos renovables para producir energías limpias, considerando que en Chile más del 30% tiene ese origen y se estima que al año 2030 ascienda a un 70%. Asimismo, destacar la estrategia de electromovilidad que busca lograr que el 40% de los vehículos particulares y el 100% de los vehículos de transporte público sean eléctricos al año 2050. En esta misma línea, mencionar el hidrogeno verde que probablemente revolucionará las energías limpias, y será protagonista durante los próximos años.

En ese sentido, Chile ha avanzado en materia de institucionalidad ambiental, lo que ha permitido generar diversas políticas públicas a modo ejemplo, los planes de descontaminación o la evaluación normada de los proyectos; sin embargo, aún es inconclusa y presenta deficiencias que deben ser abordadas de forma interministerial y con la participación del sector privado.

¿Podemos celebrar a la tierra con estos avances?, al parecer no, aún queda mucho por hacer.

El último informe del Panel Intergubernamental del Cambio Climático (IPCC), plantea un escenario catastrófico, donde nos dice que la crisis climática es real y no algo que se deba comprobar como consideran algunos. En las últimas elecciones la posición negacionista respecto al cambio climático fue objeto de discusión, un desastre que empezó a mostrar sus primeros efectos al no mencionar nuestra extensa sequía en la zona norte y central del país, o mejor dicho nuestro nuevo clima. El informe plantea que en los próximos 20 años experimentaremos un aumento de la temperatura media global de 1,5 °C, que no podrá evitarse, lo que provocará hambruna y desplazamiento de poblaciones por desastres climáticos.

En este contexto, nuestro país se verá afectado gravemente, extensas sequias, aumento del nivel del mar a futuro, entre otros efectos. Pero, ¿estamos cumpliendo con las responsabilidades mínimas con nuestro planeta? Se debe abordar distintas tareas de forma conjunta como sociedad con el propósito de encontrar soluciones de largo plazo que permitan mejorar la casa de todos, tareas como la descontaminación de nuestras ciudades son prioritarias. Esta urgencia recae en los avances que se observan en la implementación de los ODs en el mundo, en donde se proyecta que al año 2030 tendremos un aumento de 14% de emisiones, no solo no logrando la meta sino inclusive creciendo de manera negativa esta gran meta global.

Por lo tanto, las soluciones a tales desafíos del cambio climático, pasan por cambios radicales respecto a la forma de producir, consumir y movilizarnos, entre otras; las propuestas de cambio deberán implementarse en el corto plazo, sino los daños serán irreversibles. Para terminar, es importante considerar que Chile, puede aportar a las soluciones globales dada sus excelentes condiciones para realizar plantaciones forestales y su extensa superficie de bosque (23% del territorio), por ello, la importancia de restaurar los ecosistemas que permita también ayudar a captar mucha de las citadas emisiones de gases de efecto invernadero.

Cierro con las sabias palabra de Nicanor Parra El error consistió en creer que la tierra era nuestra cuando la verdad de las cosas es que nosotros somos de la tierra”.

 

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.