febrero 23, 2024
 La Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Sinfónico Universidad de Chile vuelven a Semanas Musicales de Frutillar

La Orquesta Sinfónica Nacional y el Coro Sinfónico Universidad de Chile vuelven a Semanas Musicales de Frutillar

Luego de haber dado a conocer los detalles de su programación anual, la Orquesta Sinfónica se trasladó al sur del país para ser parte una vez más del tradicional encuentro musical lacustre, donde ofrecerá dos conciertos, el jueves 1 y el sábado 3 de febrero, cerrando el evento junto al Coro Sinfónico, todo bajo la dirección de su titular, el maestro Rodolfo Saglimbeni.

Con ello, los elencos dan cierre a los conciertos de extensión de verano, preparándose para su temporada 2024, lanzada el pasado martes 30, la que contará con más de 35 espectáculos que tendrán lugar en distintos puntos del país.

Tras unas maratónicas jornadas que llevaron Carmina Burana a distintos puntos de la Región Metropolitana, y luego de haber dado a conocer la totalidad de su temporada 2024, la Orquesta Sinfónica Nacional de Chile llegó hasta Frutillar para ser parte de la versión N° 56 de las Semanas Musicales, tradicional encuentro de música del cual es parte fundamental hace más de 40 años.

El conjunto ofrecerá allí dos conciertos vespertinos bajo la batuta de su director titular, el maestro Rodolfo Saglimbeni, el jueves 1 y el sábado 3 de febrero en el espacio Tronador del Teatro del Lago. El primero de ellos abordará un programa que comenzará con Danza ritual, del compositor chileno Carlos Isamitt, de quien se conmemoran este año 50 años desde su muerte. La obra, que data del año 1951, está impregnada del profundo conocimiento de la cultura mapuche que el autor adquirió gracias a su convivencia directa con comunidades durante la década de 1930. En ella se pueden percibir de modo permanente citas sonoras que Isamitt rescató del ambiente, durante la realización de diversos ritos tradicionales de dicho pueblo originario.

Tras ello, vendrá la Sinfonía N°8 D759 en si menor, “La inconclusa”, de Franz Schubert. Se trata de una de las obras más conocidas del músico austríaco, la que escribió con tan solo 25 años de edad, seis antes de su temprana muerte, en un periodo muy prolífico para el compositor, donde junto con una gran variedad de obras escribió también varios fragmentos y obras incompletas. En este caso, dejó escritos y copiados dos movimientos, además de una última página con algunas ideas para un tercero. Las razones por las que no terminó la obra no están claras hasta hoy. Algunos estudiosos señalan que fue por depresión que padeció producto de la enfermedad que lo aquejaba, mientras otros aseguran que no logró dar con un final que fuese lo suficientemente profundo.

El programa cerrará con la Sinfonía Nº 4 en Fa menor, Op.36 de Piotr Ilyich Tchaikovsky, escrita entre 1877 y 1878, y estrenada en Moscú el 22 de febrero de ese último año, en una época de gran tensión para el músico debido a su quiebre matrimonial. La composición, que constituye la primera obra sinfónica cíclica de Tchaikovsky, considera también cuatro movimientos, transitando desde la representación del destino, sus embates, la ilusión de la felicidad, la melancolía, los recuerdos, hasta el intento de olvido de la propia angustia, reapareciendo así el destino, esta vez mirado desde la alegría de otros.

En tanto, el sábado 3, el Coro Sinfónico de la Universidad de Chile, dirigido por Juan Pablo Villarroel, se unirá a la orquesta para interpretar juntos la afamada cantata Carmina Burana, obra que fue escuchada por cerca de 40 mil personas en el marco del exitoso ciclo “Santiago Sinfónico”, que llevó a ambos conjuntos a presentarse en diversos espacios públicos de la Región Metropolitana, abarcando las comunas de Puente Alto, Estación Central, Maipú y Providencia, donde culminó la serie en la emblemática Plaza Italia, frente a la casa de los elencos, el Teatro Universidad de Chile.

Junto a los cuerpos artísticos, estarán también como solistas la soprano Tabita Martínez, ganadora de numerosos premios y reconocimientos tanto en Chile como en el extranjero; el contratenor Moisés Mendoza, integrante estable de la Camerata Vocal de la Universidad de Chile; y el barítono Patricio Sabaté, cantante de vasta trayectoria, premiado como “Mejor Solista Nacional” por el Círculo de Críticos de Arte de Chile en los años 2009 y 2014.

La obra sinfónico-coral más importante del siglo XX, regresa así al escenario de la ciudad lacustre para cerrar la versión de este año del festival. Escrita por el músico alemán Carl Orff, la obra se basa en una serie de cantos medievales encontrados a principios del siglo XIX, que contenían poemas sobre el amor, el placer, el clero y la vida social. Escritos por monjes jóvenes o empobrecidos, cuyos textos se referían de manera sarcástica a las autoridades y la Iglesia, celebrando los goces de las tabernas y la lujuria, entre otros. Estrenada en Frankfurt el año 1937, se convirtió de inmediato en un éxito que se ha replicado hasta la actualidad, siendo una de las más programadas en todo el mundo.

De esta forma, los elencos del CEAC cierran su temporada de extensión y se preparan para la temporada 2024, que inicia el viernes 8 y sábado 9, con la presentación del destacado solista en piano Peter Donohoe, ganador del Concurso Tchaikovsky, quien interpretará el Concierto para piano N º 5 en mi bemol mayor, Op. 73, ”El emperador” de Beethoven.

Las entradas se encuentran disponibles a través de ticketplus.cl, así como en la boletería del Teatro Universidad de Chile, ubicado en Avenida Providencia 43, Metro Baquedano, con horario de atención de martes a viernes, de 10:00 a 14:00 y de 15:00 a 19:00, y sábados desde las 15:00 horas.

Equipo Editor DiariodelaAraucania

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *