abril 24, 2024
 Ozonoterapia: El poder curativo del ozono y el oxígeno en la recuperación de lesiones

Ozonoterapia: El poder curativo del ozono y el oxígeno en la recuperación de lesiones

La ozonoterapia es un tratamiento médico que utiliza una mezcla de oxígeno y ozono para estimular procesos regenerativos y terapéuticos en el cuerpo.

La aplicación de ozono puede ser realizada por vía intravenosa, infiltración local o insuflación, dependiendo de la condición a tratar.

En los últimos años, luego del levantamiento de las restricciones producto de la pandemia del COVID, han vuelto a aumentar las consultas médicas por lesiones musculares a raíz de una mayor actividad física en la población y también sumado a dolencias por el teletrabajo.

En este escenario, una de las opciones para disminuir el dolor es a través de la ozonoterapia, técnica complementaria para el tratamiento de las patologías, que data del siglo XIX en Alemania y que la primera nota técnica realizada en Chile fue el año 2006.

La ozonoterapia se ha utilizado en el mundo como un tratamiento complementario en una variedad de condiciones médicas, como la osteoartritis o la hernia discal. Algunos países han adoptado este tratamiento como parte de su sistema de salud pública, mientras que en otros se ha implementado de forma limitada.

Sus beneficios en el alivio del dolor, la recuperación funcional y la reducción de efectos secundarios la convierten en una opción atractiva para muchos pacientes.

Al respecto, el doctor Gabriel Garmendia enfatiza que la ozonoterapia es un tratamiento médico alternativo que implica la administración de ozono en el cuerpo para mejorar la salud. Algunos de los beneficios reportados en Clínica CRL tienen relación con que posee propiedades antiinflamatorias y analgésicas; mejora la circulación sanguínea y estimula el sistema inmunológico.

“La aplicación controlada de ozono puede tener propiedades antiinflamatorias y analgésicas, por lo tanto, ayuda a reducir la inflamación y alivia el dolor. Por otra parte, puede mejorar la circulación sanguínea, favoreciendo la entrega de oxígeno y nutrientes a los tejidos, y promoviendo la regeneración celular”, señaló.

Por último, Garmendia agrega que “es importante considerar que la ozonoterapia debe ser administrada por profesionales médicos capacitados, porque los resultados pueden variar según la condición específica del paciente y la forma de administración del tratamiento”, concluyó. 

 

Datos del tratamiento 

¿Cuál es el tratamiento, cuántas sesiones?

“El tratamiento consiste en la aplicación de la combinación de oxígeno más ozono de uso terapéutico, por vía infiltración local, para generar un efecto analgésico para el paciente”.

“La duración del tratamiento puede variar entre 4-6 sesiones, que se realizan una vez por semana, dependiendo la patología y evolución de cada paciente. Luego de la primera sesión, se espera que el paciente note una mejoría de su dolor, el cual puede variar tanto en intensidad como en frecuencia y se hace más significativo durante el transcurso de la terapia hasta alcanzar el número de sesiones antes mencionadas”.

¿Para qué lesiones se aplica este método?

“La Ozonoterapia está indicada para diversas patologías a nivel de columna, como son: hernias cervicales y lumbares, discopatías, lumbago mecánico, síndrome facetario, lumbociática, entre otras”.

¿Quién no puede someterse a la ozonoterapia? 

“Las contraindicaciones principales al tratamiento sería algún tipo de proceso infeccioso activo, infarto agudo al miocardio, hemorragia aguda masiva”.

¿Existen efectos secundarios de la ozonoterapia?

“Los efectos secundarios más frecuentes son sensación de calor y dolor local en la zona de aplicación de manera transitoria”.

Equipo Editor DiariodelaAraucania

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *