abril 24, 2024
 Scooters en Temuco: Un Camino Resbaladizo Con Sello Municipal

Scooters en Temuco: Un Camino Resbaladizo Con Sello Municipal

Jaime Ricardo Salinas 

Presidente Regional

Partido Político Sentido Común

La reciente implementación de scooters eléctricos en Temuco, impulsada por la Municipalidad y la empresa Whoosh, se proyecta como un salto modernizador, pero ¿es realmente un avance o un tropiezo en las prioridades urbanas? A la luz de lo ocurrido en París, donde el uso de estos vehículos ha sido prohibido tras ser considerados un peligro público, surge la interrogante: ¿Estamos importando problemas en lugar de soluciones?
El alcalde Roberto Neira, cuyo liderazgo debería estar enfocado en las necesidades apremiantes de la ciudad, parece haber desviado su atención hacia una tendencia que, más que solucionar, podría complicar la dinámica urbana de Temuco. Los scooters, aunque estéticamente atractivos y alineados con cierta visión de modernidad, no dejan de ser una medida cosmética frente a problemas estructurales más profundos.
Además, el alto costo de arriendo de estos «juguetes peligrosos» limita su accesibilidad, contradiciendo la supuesta democratización del transporte que prometen. Es un lujo innecesario, un gasto superfluo en una ciudad con desafíos más urgentes y con una inversión municipal que bien podría haberse destinado a mejorar infraestructuras existentes.
La seguridad es otro aspecto crítico. La falta de cascos y elementos reflectores, sumado a la ausencia de una cultura de conducción responsable para este tipo de vehículos, pone en riesgo no solo a los usuarios, sino también a peatones y a la circulación general. La experiencia de París, donde los scooters han sido causa de accidentes fatales, debería ser una señal de alerta, no un modelo a seguir.
¿Innovación? Quizás en apariencia. En la práctica, Temuco se enfrenta a una medida mal calibrada, un intento de modernización que ignora las verdaderas prioridades de sus habitantes. Mientras ciudades como París dan un paso atrás, reconsiderando la viabilidad de estos vehículos, Temuco parece marchar ciegamente hacia adelante, adoptando una tendencia cuestionable sin el análisis crítico necesario.
La implementación de scooters eléctricos en Temuco, lejos de ser un avance, parece ser una distracción costosa y peligrosa. Una ciudad inteligente es aquella que identifica y atiende sus necesidades fundamentales, no la que se deja seducir por el brillo efímero de modas pasajeras. Es momento de que la administración municipal reconsidere su enfoque y priorice el bienestar y la seguridad de sus ciudadanos por encima de proyectos de dudosa relevancia.

Equipo Editor DiariodelaAraucania

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *