febrero 23, 2024
 Senadora Republicana Carmen Gloria Aravena, ante insistencia de la Directora del INDH de proponer una Mesa de Díalogo que incluya a las orgánicas radicales que operan en la Macrozona Sur

Senadora Republicana Carmen Gloria Aravena, ante insistencia de la Directora del INDH de proponer una Mesa de Díalogo que incluya a las orgánicas radicales que operan en la Macrozona Sur

La Directora del INDH comete un profundo error al plantear una mesa de diálogo para la Macrozona Sur que incluya a las orgánicas radicales, y asumo que se equivoca porque hay cuestiones de fondo que no comprende u omite.
Una es que estas orgánicas radicales no quieren dialogar y llevan 27 años declarando abiertamente la guerra al Estado de Chile, utilizando la vía armada, provocando muertes y mucha destrucción en todo este período. Por lo tanto, no se puede dialogar con quien piensa que las armas son el camino.
Lo segundo es que el Estado no puede negociar con terroristas. Esta es una premisa fundamental, porque sería validarlos en su actuar y en el daño que han provocado a miles de víctimas y a regiones completas. Es más, nunca han dejado de cometer acciones violentas y lo siguen haciendo incluso con estado de excepción. A los violentistas hay que enfrentarlos y desarticularlos, no invitarlos a una mesa de diálogo.
Además, aquí no se trata de un sólo grupo, como menciona la Directora del INDH al señalar a la CAM, sino que hay una decena de orgánicas radicales, cada una más violenta que la otra, y que es sabido que se financian mediante negocios ilícitos, como el robo de madera y el narcotráfico. Además, hay muchos crímenes que han cometido estos grupos, incluidos asesinatos, que siguen impunes y con los responsables libres, donde no ha habido reparación alguna para las víctimas.
Finalmente, hoy está funcionando la Comisión para la Paz y el Entendimiento que integro junto a otros personeros de distintos ámbitos, que es transversal, y que incluye a quienes sí valoramos la democracia y el diálogo.

Con todo, no hay ningún espacio para una propuesta como la que plantea la Directora del INDH. de proponer una Mesa de Díalogo que incluya a las orgánicas radicales que operan en la Macrozoba Sur

La Directora del INDH comete un profundo error al plantear una mesa de diálogo para la Macrozona Sur que incluya a las orgánicas radicales, y asumo que se equivoca porque hay cuestiones de fondo que no comprende u omite.
Una es que estas orgánicas radicales no quieren dialogar y llevan 27 años declarando abiertamente la guerra al Estado de Chile, utilizando la vía armada, provocando muertes y mucha destrucción en todo este período. Por lo tanto, no se puede dialogar con quien piensa que las armas son el camino.
Lo segundo es que el Estado no puede negociar con terroristas. Esta es una premisa fundamental, porque sería validarlos en su actuar y en el daño que han provocado a miles de víctimas y a regiones completas. Es más, nunca han dejado de cometer acciones violentas y lo siguen haciendo incluso con estado de excepción. A los violentistas hay que enfrentarlos y desarticularlos, no invitarlos a una mesa de diálogo.
Además, aquí no se trata de un sólo grupo, como menciona la Directora del INDH al señalar a la CAM, sino que hay una decena de orgánicas radicales, cada una más violenta que la otra, y que es sabido que se financian mediante negocios ilícitos, como el robo de madera y el narcotráfico. Además, hay muchos crímenes que han cometido estos grupos, incluidos asesinatos, que siguen impunes y con los responsables libres, donde no ha habido reparación alguna para las víctimas.
Finalmente, hoy está funcionando la Comisión para la Paz y el Entendimiento que integro junto a otros personeros de distintos ámbitos, que es transversal, y que incluye a quienes sí valoramos la democracia y el diálogo.
Con todo, no hay ningún espacio para una propuesta como la que plantea la Directora del INDH.

Equipo Editor DiariodelaAraucania

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *